Etiquetas

, , , , ,

basuramostoles

Según informa la web del Ayuntamiento de Móstoles, el presupuesto de gastos del Ayuntamiento para 2013 incluye la creación de una tasa de recogida de residuos urbanos, no existente en anteriores ejercicios.

El Ayuntamiento no justifica la creación de este nuevo impuesto, limitándose a explicar que

«sus ingresos se destinarán a cubrir parte del coste del servicio y permitirá dedicar más recursos a fines sociales, como a hacer frente al complemento salarial para los parados que realicen las tareas de colaboradores sociales o los servicios y recursos para familias que sean desahuciadas de sus viviendas.»

Tenemos por tanto una nueva tasa para todos los ciudadanos (independientemente de sus ingresos y de si son personas físicas o grandes empresas) en un capítulo —recogida de residuos urbanos— que ya estaba comprendido dentro de los presupuestos generales anteriores y que hasta la fecha no había precisado impuesto especial alguno.

El Ayuntamiento no explica en momento alguno qué ha hecho encarecer el servicio de recogida de basuras hasta tal punto que tenga que ser sufragado con un impuesto extra especial.

No deja de ser interesante notar que el Partido Popular, que gobierna tanto en el Ayuntamiento como en la Comunidad como en el Gobierno central haya eliminado gran parte de las partidas presupuestarias dedicadas a servicios sociales y que ahora justifique sus nuevas campañas depredatorias en recaudación en base al sostén de estos mismos servicios.

Tampoco parece haber plan alguno para mejorar la fiscalidad en base a la mejora de los servicios de inspección de Hacienda que eviten la evasión fiscal, la ingeniería contable de las grandes empresas para no tributar a Hacienda o la creación de planes adecuados para que las grandes fortunas (cuyos ingresos han aumentado, durante el pasado año fiscal, un 8%) aporten lo que les corresponde.

Agrega el edil encargado que «el mantenimiento de los servicios locales (…) se ha visto reducido tras la minoración de las transferencias de la Comunidad de Madrid. Por tanto, el objeto final es, a través de un pequeño esfuerzo por parte de los ciudadanos, poder garantizar, consolidar y en algunos casos aumentar los servicios, iniciativas y ayudas solidarias para las familias y vecinos que necesitan de su Ayuntamiento por ser la Administración más cercana

En momento alguno el edil ha explicado que el deber del ayuntamiento de una localidad no consiste en la resignación y la obediencia ciega ante la presentación de planes presupuestarios por parte de la Comunidad, sino que el ejercicio de la política exige la negociación y defensa de los derechos, sobre todo si son derechos sociales, de los ciudadanos de su municipio.